¿Cómo es volar en primera clase?

¿Cómo es volar en primera clase?

 

volar en primera

Todos nos hemos imaginado alguna vez volando en primera clase. En sillones amplios y supercómodos, con tu cóctel en la mano y con todos los detalles y lujos que puedas imaginar ¿Pero qué hay de cierto en todo esto? ¿Cómo es volar en primera clase?

Suites privadas, sabanas de seda, alta cocina en el aire… Las prestaciones de un vuelo en primera clase varían mucho de una aerolínea a otra y del tipo de billete adquirido, del avión que cubra el trayecto…

Lo que está claro es que cuesta alrededor de 10 veces más que un vuelo en clase turista. A continuación te descubrimos lo que hay al otro lado de la cortinilla de las mejores aerolíneas.

Las mejores aerolíneas para volar en primera clase

 Emirates

Emirates_777_021

En Emirates ofrecen espaciosas suites para volar en primera clase, con puerto correderas para una mayor privacidad. Pero es no es todo cuentan con un chef para disfrutar de una excelente oferta gastronómica personalizada en el momento que quieras.

También disfrutar de un pequeño spa con ducha termal y cabina de hidromasaje.

FC_Private_Suite_03_400x300_tcm466-1587060

Y por supuesto un bar vip donde podrás disfrutar de deliciosos cócteles y sabrosos canapés.

Singapur airlines también ofrece cabinas privada a bordo de sus aviones A380 con sillones de cuero cosidos a mano que se convierte en una cama de 2 metros de largo.

singapore-airlines

Eso si el precio del trayecto Hong Kong – Londres asciende a casi 10.000€

Lan Chile

Lan Chile es la compañía con mejor clase Business de toda Latinoamérica

1391437158_298777_1391444128_sumario_normal

Sus asientos- cama cuentan con un sistema de memoria que se adapta a la posición elegida por el pasajero.  Disponen de una carta de vinos seleccionada por el famoso Sumiller Héctor Vergara y un neceser con productos firmado por Salvatore Ferragamo.

Etihad

Esta aerolínea con sede en Abu Dabi cuenta con suites privada equipadas con pantalla de plasma de 36 pulgadas, mini bar privado, armarios, cama con sistema de masajes incorporado, edredón y sábanas de seda.

En la clase diamante puedes comer a la carta en tu propia cabina, además te regalan un neceser con cristales de Swarovski, producto de la marca La Prairie y uno gemelos de cuero. ¿Se puede pedir más?

Y tú ¿Crees que merece la pena viajar en primera clase?

Sin Comentarios

Deja tu comentario